Conoce a Amalí y sigue nuestra aventura

jueves, 22 de noviembre de 2012

420.- Deliciosa mermelada de tomate hecha en clase ;)

Si hace unos días os hablaba del bizcocho delicioso que habíamos hecho en clase, hoy os voy a explicar como hicimos una riquísima mermelada de tomate con mi ya adorada e idolatrada panificadora del LIDL.

 Primero llenamos unos recipientes con agua caliente, caliente del grifo. Yo iba haciendo con el cuchillo una cruz en el culo de los tomates y quitándoles la parte de arriba para dejarlos limpitos. Los peques se fueron encargando de lavarlos en el grifo y meterlos con mucho cuidado en el agua caliente. Cuando ya los teníamos en remojo, contamos cuántos había en cada recipiente para después poder escribirlo en la receta.


 A continuación los pelamos con las manos con la ayuda de los peques de 3 y 4 años. Aunque era muy difícil lo hicimos de maravilla. Y después los cortamos con el cuchillo lo más pequeñito que pudimos.


Lo pesamos y sorprendentemente pesaba 1 kilo, así que añadimos 250 gr de azúcar moreno y 250 gr de azúcar blanco y lo dejamos reposar una hora.


Después le quitamos un poco de caldo para que la mermelada fuera más espesa y usamos la batidora para triturar todo. Le añadimos el zumo de un limón y... ¡¡a la panificadora con el programa mermeladas!!
Cuando acabó, le echamos 6 placas de gelatina neutra para que espesara. Luego la embotamos para que los papis también pudieran probarla, y, en un cuenco reservamos la que nos comeríamos por la tarde.


Unas tostaditas, un poco de queso de untar y unas cucharadas de nuestra deliciosa mermelada, ¡¡una merienda genial!!


2 comentarios:

Ana dijo...

¡Qué buenísima pinta!Seguro que estaba deliciosa. Un saludo.

Mirna dijo...

Me gusta disfrutar de buena mermelada que tenga distintos ingredientes. Como nunca aprendi a hacer una buena suelo pedirla al delivery centro que también pido mis comidas diarias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...