Conoce a Amalí y sigue nuestra aventura

domingo, 15 de octubre de 2017

746.- Conocemos a Bee-bot *Las aventuras de Amalí*

Como bien sabéis, estamos inmersos en una aventura fantástica al lado de nuestra querida Amalí.
En esta aventura, nuestra chica valiente nos va presentando una serie de retos que debemos ir superando en cada uno de los rincones. Pues bien, uno de los rincones es el de robótica.

Al principio no sabíamos muy bien a qué se podía referir, hasta que un día escuchamos algo dentro del cajón de la mesa de la profe y... ¡allí estaba una pequeña abeja mágica!
Les expliqué que esa abejita se llamaba Bee-bot y que se podía mover si le hablábamos en el lenguaje adecuado.
Comenzaron a darle órdenes a ver si así funcionaba y nada... Así que de repente vieron las flechas y rápido propusieron pretar a ver qué sucedía y... ¡voilà! Bee-bot comenzó a moverse tras varios intentos.
Les expliqué que ese lenguaje es el lenguaje de la programación y, que ese, es el idioma de Bee-bot.
Así que nos pusimos manos a la obra y les presenté el primer tablero-reto que después deberían superar ellos solos en el rincón de la robótica.
El tablero es muy sencillo y, está pensado para que simplemente tengan que utilizar el comando de la flecha hacia delante como primera toma de contacto.


Pero antes de programar a Bee-bot, estuvimos mirando atentamente las tarjetas que nos trajo Amalí para el reto.
Eran imágenes de diferentes niñas y debíamos fijarnos bien para descubrir quién era realmente Amalí.
Así que, poco a poco, y de uno en uno, fuimos poniendo un pompón en aquella imagen en la que nosotros creyéramos que era la verdadera Amalí.
Una vez realizadas las votaciones, contabilizamos los votos y con unos dados de colores pusimos al lado el número de votos que había tenido esa imagen.

A continuación vimos cuál era la imagen que más votos había recibido, pero, ¿cómo saber si esa era realmente Amalí? Pues muy sencillo, sacamos la imagen de la niña que apareció en la pizarra y, tras realizar las comprobaciones pertinentes sobre color de pelo, largura, peinado, color del vestido, color de zapatos... Descubrimos que. en esta ocasión, la mayoría había tenido razón y la que más votos había recibido era la verdadera Amalí.
Ahora nos tocaba ayudar a Bee-bot a que llegara a Amalí, y, para ello, debíamos decírselo en su idioma.
Así que poco a poco todos tuvimos nuestra primera toma de contacto con el lenguaje de la programación y nuestro querido Bee-bot, ¡primera experiencia superada!


Poco a poco lo iremos complicando y avanzando en el mundo de la robótica que tantas posibilidades tiene en nuestras aulas de infantil.

2 comentarios:

Vanesa dijo...

Cuantas cosas divertidas hacen estos chicos!!! Me encanta!.
Animo para seguir aprendiendo!

Petri dijo...

¡Hola! Me encanta lo que publicas en tu blog y por eso te he dejado un premio en el mío: https://cosillasdeinfantil.blogspot.com.es/. Un abrazo fuerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...